MEDIDAS PREVENTIVAS

Hay muchas formas de ayudar a reducir la contaminación del aire. Se puede hacer un aporte significativo a la purificación del aire simplemente siguiendo (o no, según sea el caso) ciertas prácticas sencillas

Dado que los vehículos contribuyen enormemente a la polución del aire mediante la emisión de CO2, NOx, ozono, VOC, HAP, CFC y partículas volátiles, la modificación de los hábitos de conducción contribuirá a reducir la misma.

Reducir el uso del automóvil, usar medios de transporte público o bicicleta, caminar más, utilizar el automóvil como medio de transporte colectivo, etc. constituyen la mejor manera de ayudar a reducir la polución atmosférica.

Si conduce, tenga en cuenta lo siguiente:

• Evite circular a alta velocidad

• Cuando compre un vehículo, elija uno que tenga alto rendimiento en millas por litro de gasolina.

• No sobrellene el tanque de gasolina.


• No cargue gasolina en días de alto contenido de ozono. Trate de hacerlo después de que oscurezca.

• Use un modelo de vehículo que sea lo más nuevo posible, ya que los modelos nuevos son, en general, menos contaminantes.

• Utilice un vehículo alternativo, como por ejemplo el automóvil eléctrico, o uno que funcione con otro tipo de combustible.

• Conduzca suavemente y evite que su automóvil permanezca sin uso durante mucho tiempo.

• Si su automóvil es de un modelo anterior a 1995, haga cambiar el peligroso sistema de aire acondicionado R-12 (clorofluocarbonado) por el R-134-a, que es más seguro, con lo cual contribuirá a reducir el agujero de ozono.

• Mantenga su automóvil en buen estado, poniendo especial atención en el sistema de escape.

• Asegúrese de que los neumáticos tengan la presión de aire adecuada.

• Mantenga en buen estado el sistema de aire acondicionado de su vehículo, asegurándose de que no haya filtraciones.

• Haga menor cantidad de viajes. Planifique su itinerario, de manera de evitar las zonas de tránsito congestionado.

• Reduzca el uso de gasolina tanto como le sea posible –la forma y el diseño del automóvil pueden ser factores determinantes del consumo.



He aquí otras prácticas mediante las cuales Ud. puede contribuir a disminuir la contaminación del aire:

• Posponga las tareas de jardinería que requieran el uso de herramientas a gasolina en días de alto nivel de de ozono.

• Consuma alimentos orgánicos o al menos aquellos no hayan sido sometidos a un uso tan intensivo de agroquímicos.

• Restrinja la limpieza en seco.

• Evite el uso de pinturas, aceites y solventes en días de alta concentración de ozono.

• Reduzca el consumo de electricidad, lo cual contribuirá a disminuir las emanaciones de SO2, NOx, VOC y partículas.

• Prenda el carbón de leña con un encendedor eléctrico en vez de hacerlo con combustible líquido.

• Restrinja-reutilice-recicle. Un menor consumo redundará en menor contaminación atmosférica de todo tipo.